ClàssicsWeb, el teu espai

Almanac

Cerca de notícies

Paraules:
Tema:
Inici: Escollir data inici
Fí: Escollir data fi
Ajuda
Verso

NOTÍCIA

Una pericarditis acabó con la vida de Frédéric Chopin

6/11/2017 |

 

 

  • La inflamación de la membraba que rodeaba el corazón del compositor fue una complicación de la tuberculosis crónica que sufría

Una pericarditis acabó con la vida de Frédéric Chopin
Un daguerrotipo de Chopin hecho poco antes de su muerte (Musée de la Musique)

La muerte de Frédéric Chopin siempre estuvo rodeada de cierto misterio. El virtuoso pianista y compositor polaco falleció el 17 de octubre de 1849, con apenas 39 años, tras varios meses enfermo. Aquejado de tafefobia(miedo a ser enterrado vivo), pidió que le hicieran la autopsia para certificar que realmente había fallecido.

Su hermana Ludowika cumplió la última voluntad del músico. Y durante el análisis forense se decidió extraer el corazón de Chopin, que se guardó en un recipiente con alcohol (probablemente Brandy) y se llevó de regreso a Varsovia. El cuerpo del compositor se enterró en el cementerio del Père-Lachaise, en la ciudad de París, donde había residido desde que tenía 21 años.

Frédéric Chopin sufría tafefobia, miedo a ser enterrado vivo

Ludowika tuvo que evitar a los guardias fronterizos rusos para entrar el corazón en Polonia y luego selló el frasco con el órgano en el pilar de la Iglesia de la Santa Cruz. Décadas después, durante la Segunda Guerra Mundial, fue recuperado y protegido por un comandante nazi de las SS que afirmaba amar la música de Chopin. Después de la guerra, el corazón volvió a descansar en la iglesia, pero solo hasta 2014.

Tras unos meses, las autoridades polacas decidieron analizar el corazón. Porque más de un siglo después de la muerte del virtuoso pianista aún no se sabía con certeza qué fue lo que acabó con su vida. Tras meses de estudios, un grupo de científicos parece haber dado con la solución: Frédéric Chopin murió a causa de una pericarditis (inflamación del pericardio, la membrana que rodea el corazón, según un estudio publicado recientemente en el American Journal of Medicine.

 

El cuerpo del compositor se enterró en el cementerio del Père-Lachaise, en París

El grupo de investigadores -formado por médicos forenses, cardiólogos, genetistas, oncólogos y especialistas en tuberculosis- dan por casi seguro que el compositor murió de complicaciones causadas por la tuberculosis, descartando otro tipo de enfermedades como la fibrosis quística.

La autopsia original, cuyas notas se han perdido, causó daños significativos en ambas aurículas. Por eso los expertos no se atreven a dar un diagnóstico cien por cien seguro y su documento solo se atreve a afirmar que los restos muestran la “alta probabilidad” de que Chopin sufriera tuberculosis crónica.

Aún así, algunos académicos no dan por válida esta tesis ya que ponen en duda que el corazón sea realmente del compositor polaco y otros rechazan las pruebas de ADN que se han realizado para descartar la fibrosis quística. Todas esas dudas, sin embargo, no se podrán resolver hasta dentro de 50 años, cuando está previsto que el corazón de Chopin vuelva a estar a disposición de los científicos para ser analizado.

DAVID RUIZ MARULL
La Vanguardia

Catclàssics, música clàssica de Catalunya a internet Amb el suport de